NUESTRA APARENTE RENDICION

Sanjuana Martínez: DE AMOR Y DE GUERRA

DE AMOR Y DE GUERRA

Espacio para verter, penetrar y exhibir nuestra lacerante realidad; denunciar, gritar y romper el cerco de silencio ominoso que impide la difusión de otras miradas; incluir las voces de los sin voz; retratar sin ambages las intrahistorias por encima del horror y la barbarie; contar las versiones que se esconden debajo de los muertos, que se ocultan tras los números. Es un rincón de memoria y libertad que no sólo quiere narrar las lacras humanas, también pretende mostrar los hallazgos de esta guerra, las virtudes de lo cotidiano, las bondades individuales, los seres engrandecidos con la tragedia, dignificados por su coraje, compromiso y tenacidad.

Blog de SANJUANA MARTÍNEZ.

María del Refugio Hernández tenía la esperanza de recuperar a su hijo en enero pasado, después de 10 años. La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco emitió una recomendación para que Rosa del Carmen Verduzco Verduzco, Mamá Rosa, se lo entregara, pero la fundadora y directora del albergue La Gran Familia se negó a acatar la disposición 01/2014V.
Leer más ...
Carlos Llamas Gómez aún recuerda con miedo e indignación el momento en que subía al altar cuando servía como monaguillo en una iglesia de Saltillo, Coahuila, a la edad de 14 años: Lo ayudaba a ponerse la sotana. Se me acercaba, y veía su pene erecto. Eso significaba que después de la misa iba a tocarme, a manosearme. Es un trauma que me ha atormentado todo este tiempo. Ha esperado 15 años para romper el silencio. El domingo pasado escuchó al obispo Raúl Vera decir que en los 14 años que lleva al frente de su diócesis, solamente ha habido dos casos de sacerdotes que cometieron abusos sexuales contra menores: Es mentira. No son dos, yo conozco a cinco, otros…
Leer más ...
Desde la ventana del bar La única estrella, dos chicas observan a los potenciales clientes. Están sentadas a la entrada, usan minifalda y top ceñido de tirantes. Distribuidas en distintas mesas, hay otras 10 chicas y tres parroquianos en una esquina. Una vieja rockola con música grupera. La luz neón de la barra ilumina la penumbra. En el pasillo repleto de pequeños cuartos a ambos lados, rumbo a los sanitarios, la imagen es sórdida: un hombre desnudo mira sin inmutarse, a su lado hay una mujer en cuclillas, defecando en el suelo. Este lugar oficialmente no es un prostíbulo, aunque en la práctica todo mundo sabe –incluida la autoridad municipal– que aquí se viene a buscar sexo comercial, incluso con…
Leer más ...

NUESTRA APARENTE RENDICION | 2010

Top Desktop version