NUESTRA APARENTE RENDICION

Bienvenidos a la Ciudad de México Bienvenidos a la Ciudad de México Bienvenidos a la Ciudad de México

A la memoria de Alonso Lujambio,

amigo inolvidable

Las guerras del narcotráfico tocan los portones de una capital que disfruta en una burbuja de relativa paz. Una de las mejores defensas frente a la violencia es la comprensión de su lógica.

 

Los indicadores numéricos son contundentes: en este sexenio la tasa de homicidios asociados al crimen organizado se mantuvo estable en la capital mientras que la del Estado de México (Edomex) tuvo un crecimiento sostenido, según el conteo que hace el Grupo Reforma pasó de 31 muertos en 2006, a 399 en lo que va de este 2012. Por municipios, la mayor concentración de ataúdes se da en los linderos de la capital.

 

La alternancia aceleró la infiltración del narcotráfico en los gobiernos locales. En la zona conurbada de la ciudad de México, a excepción de Chimalhuacán, los municipios mexiquenses han cambiado de color y eso ha permitido el crecimiento de los carteles que tienen una presencia desigual. Nezahualcóyotl (Neza) es, con mucho, el territorio más afectado y un barómetro en el número de ejecuciones.

 

La policía estatal mexiquense reaccionó con una ofensiva contra los carteles que reaccionaron de diferente forma. Uno amenazó en agosto que haría diez ejecuciones por cada uno de sus miembros detenidos. La situación siguió deteriorándose de diferentes maneras, y el 19 de septiembre inició el “Operativo Neza”. Funcionará por “tiempo indefinido”.

 

Este operativo tiene detalles que vale la pena resaltar. Aunque involucra al ejército y a la policía federal el boletín de prensa fue difundido por el gobierno mexiquense. El silencio de Los Pinos tal vez nos esté diciendo que la entrega del poder se adelanta y que en el Edomex sólo manda el grupo de Peña Nieto. Por otro lado, la clase política mexiquense es muy jerárquica y el gobernador Eruviel Ávila seguramente consultó al presidente electo. Siguiendo esta lógica el operativo sugiere que Peña Nieto seguira la política calderonista lo que afectará al Distrito Federal porque crecerá el costo social en algunas zonas.

 

Las fronteras entre el Edomex y el DF son etéreas. No hay garitas que separen una mancha urbana ininterrumpida. Es por tanto natural que las delegaciones capitalinas con más ejecuciones (Iztapalapa y Gustavo A. Madero) sean las colindantes con Neza. Ese foco de violencia es generalmente ignorado en una capital relativamente poco afectada por la violencia asociada al crimen organizado.

 

La Pax Capitalina nace de políticas del Gobierno local. El número de policías es elevado y tienen un mando único, hay una buena relación institucional entre autoridad y grupos estratégicos (en particular taxistas y comercio informal)  y el sistema de cuadrantes, extinciones de dominio y 11 mil cámaras de video han obstaculizado la proliferación de la violencia. Se justifica el reconocimiento a Marcelo Ebrard.

 

Otro pilar es la densidad del capital social interesado en participar en asuntos públicos. La sociedad organizada capitalina debe su existencia, entre otros factores, a medios de comunicación independientes y a una concentración de centros de educación superior cuya matrícula equivale a 40% de la población en edad de estudiar, muy superior a 16% a nivel nacional. Esta participación ciudadana explica la autonomía y eficacia de los organismos públicos encargados de tutelar los derechos (estoy pensando en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México).

 

La situación creada por esta colindancia Edomex-DF tiene una pregunta de fondo: ¿provocará la violencia en Neza una epidemia en la capital o el DF jalará a partes del Edomex a sus niveles de seguridad? Todo dependerá de lo que hagan una multiplicidad de actores. ¿Reforzará el GDF su estrategia atendiendo el pésimo estado de los sistemas de procuración e impartición de justicia y de reclusorios? El Partido de la Revolución Democrática ganó la presidencia municipal de Neza, ¿buscará los estándares de la capital o seguirá coqueteando con la cultura priista mexiquense?

 

Otro factor tiene que ver con la tolerancia a la mano dura. En 2011 el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede) y otras organizaciones dieron a conocer una encuesta reveladora: las mayorías nacionales están a favor de que se combata al crimen organizado y 69% tienen una buena opinión del ejército y la marina; el mismo 69% considera que en ese combate deben preservarse las libertades y los derechos. Los abusos a los derechos humanos tienen límites claros en el DF.

 

En la inevitable competencia entre el Edomex y la capital, la seguridad nacional debe trascender las diferencias entre partidos e ideologías. Y lo que pasa en Neza es un asunto de seguridad nacional. Ya llegaron al DF.

 

La miscelánea

Este texto se benefició de la generosidad de Eduardo Guerrero Gutiérrez (Lantia Consultores), de Raúl Benítez Manaut (UNAM-Casede) y de Luis Sánchez (ex presidente perredista de Neza y actual senador).

Comentarios: www.sergioaguayo.org; Twitter: @sergioaguayo; Facebook: SergioAguayoQuezada


Colaboró Paulina Arriaga Carrasco

Información adicional

NUESTRA APARENTE RENDICION | 2010

Top Desktop version