Logo
Imprimir esta página

Lo que no es cosa de niños

Niños hasta la madre Niños hasta la madre Norte Digital

Por Darwin Franco

 

La creciente manipulación del mensaje político en voz de los niños ha dejado de ser algo anecdótico para convertirse en algo preocupante, pues tras la aparición del video Niños hasta la madre, que surge como respuesta al de Niños Incómodos, algo no cuadra en la utilización de los infantes como voceros de agentes o actores políticos que parecen estar más cómodos detrás de ellos.

 

Los Niños hasta la madre son una iniciativa ciudadana surgida a través del perfil de Facebook titulado: Los Vengadores MX, el cual tiene como fecha de su primer comentario el 26 de mayo de 2012; es decir, se creó un día antes de que se hiciera público el video que hasta hoy (02/06/12) tiene en Youtube más de 33 mil visitas.

 

Este perfil cargado de una narrativa que alude en todo momento a la historia de los superhéroes de la empresa Marvels Comics, Los Vengadores.  No sólo se adjudica la producción del video sino que además asegura que esto lo hacen como un acto de venganza en contra de quienes explotan a los niños para hacer sus spots.

Lo cual de entrada me parece una demanda justa y necesaria, pero por qué hacer una contrapropuesta informativa usando el mismo esquema de los Niños Incómodos; es decir, niños disfrazados de adultos que igualmente reproducen los clichés y estereotipos que le fueron tan cuestionados al video producido por “Nuestro México del Futuro”.

¿Cómo exigir que se respete la integridad de los niños si no se les permite que se expresen libremente? ¿Por qué no dejar que, sin vestuarios o representaciones, fueran ellos quienes dijeran lo que pensaban del spot? ¿Por qué hacer algo similar?

Al inicio del video, unos niños brindan por los triunfos del sexenio y critican no sólo a los otros niños incómodos sino que además trasladaban esa visión a otros proyectos como Iniciativa México y la lucha en contra del crimen organizado. Posteriormente, entra otro grupo de “niños plurales” a manifestarles  que “están hasta la madre” de la explotación y de que se use a los niños como escudo político.

Sin embargo, lo que habría que cuestionarles a los creadores y al video mismo es si de verdad es necesario colocar ese lenguaje tan fuerte en niños ¿eso es lo que de verdad piensan ellos?

Con esta misma interrogante, decidí interpelar a Los Vengadores MX, a través de su cuenta de Facebook (https://www.facebook.com/LosVengadoresMex?ref=ts), pues mucho es lo que se ha dicho del video pero pocas son las respuestas concretas que los creadores han expresado del mismo.

Las preguntas fueron: ¿Por qué hacer un video que critica la explotación de los niños usando, justamente, niños? ¿Por qué enfatizan la importancia de respetar su voz cuando es claro en el video que éstos siguen un guion?

La respuesta de Los Vengadores MX fue la siguiente: “Hay personas que piensan que los niños tienen que callarse y no tienen derecho de opinar, ni en contra de la guerra, ni de spots estúpidos de la tele. Es como si nunca hubieran conversado con un niño o niña”.

Comparto la respuesta, sin embargo, ésta me sirve para plantear un segundo cuestionamiento ¿el resultado del video y los argumentos ahí esgrimidos surgieron de la conversación con los niños que en éste aparecen?

En mi experiencia trabajando en talleres para la formación de una mirada crítica respecto de los contenidos televisivos, soy el primero en defender el libre albedrío que los niños tienen para expresarse no sólo de lo que ven en la televisión sino de todo aquello que acontece a su alrededor. Al respecto, los niños no sólo opinan sino también cuestionan y cada vez tiene más información y argumentos para ir distinguiendo aquellos elementos de su realidad que les parecen extraños y negativos, como lo es la violencia.

Por ello, creo que hubiese sido más interesante exponer sus opiniones y sentires sin la necesidad de reproducir los mismos esquemas del video de los Niños Incómodos.

Al respecto, Los Vengadores MX manifestaron que la realización de este video participaron “niños, padres de familia, periodistas y cineastas”, todos ellos en calidad de  voluntarios que decidieron hacer esto ¡por convicción y diversión!

En lo personal, valoro que las audiencias comiencen a ejercer su derecho a la comunicación e inicien, con ello, una contra replica informativa y un posicionamiento mediático que no sólo los constituya como medios de auto-comunicación masiva (a la Manuel Castells) sino que también facilite la creación de canales horizontales de comunicación para la distribución y multiplicación de las opiniones ciudadanas. Una prueba de ello es lo que comunicativamente se está haciendo en el #MovimientoYoSoy132.

Sin embargo, y aludiendo a las referencias de superhéroes que tanto usan los creadores de este video en su perfil de Facebook: “Un gran poder requiere de una gran responsabilidad”; es decir, no podemos lanzar un video a la red sin hacernos responsables por los efectos que éste pueda causar ni sin dejar de considerar que pese a la convicción nuestro material puede caer en los mismos estereotipos que criticamos.

Ese es un camino largo y sinuoso que las audiencias debemos superar, ya  que el grueso de las prácticas de producción de los usuarios de internet reproducen y parten de los mismos esquemas que por tradición histórica hemos consumido de los viejos medios de comunicación. Estamos, sin duda, en el tránsito de pasar de ser audiencia a usuario de medios, de ser espectador a productor de contenidos. Estamos en el proceso y el aprendizaje, pero no por ello podemos eludir el hacernos responsables de nuestras propias producciones.

Una de estas primeras acciones, a mí parecer, consiste en dar la cara y expresar abiertamente quiénes somos, por qué hacemos esto y qué intención tiene el lanzar esto a la discusión pública; por ello, les cuestioné a Los Vengadores Mx el por qué escudarse no sólo detrás de los niños sino también de las figuras de unos superhéroes, pues en su perfil la aparición de este video está acompañada de este mensaje: ‎"Tal vez no podamos salvar a México, pero ten por seguro que lo vengaremos." - Tony Stark (Iron Man)”.

La respuesta fue: “De su preocupación por nuestra "seriedad," contamos con casi 30,000 videntes en sólo cuatro días. No creemos que todo discurso público tiene que tener cara de limón. Al contrario, estamos burlándonos de los hombres serios que han causado tanto daño a todos y todas. Somos otro tipo de gente”.

Nuevamente coincido, pues no todo discurso tiene que partir de la seriedad; no obstante, la burla o la diversión no están peleadas con la generación discurso critico, pues si se trata de defender la integridad de los niños es necesario que se les tome en serio, pues ellos no son “sólo son niños”, como expresa la leyenda que acompaña este video en Youtube, sino sujetos de derechos.

Derechos, que dicho sea de paso, están siendo violentados todos los fines de semana cuando Televisa en su programa Pequeños Gigantes pone a cantar a los menores temas con cierta carga sexual o exprime su emotividad al forzarlos a recordar y hablar de los momentos más tristes de su vida.

¿Cómo estamos concibiendo entonces a la infancia? ¿Por qué justificamos que bajo causas políticas o económicas se violente su integridad? ¿Cómo debemos interpretar que quienes lanzaron este video aparenten ser superhéroes y no ciudadanos que de verdad están preocupados por defender el derecho de los niños?

Información adicional

NUESTRA APARENTE RENDICION | 2010