NUESTRA APARENTE RENDICION

Se oyen disparos en la avenida Eugenio Garza Sada

Se oyen disparos en la avenida Eugenio Garza Sada. Hay otro enfrentamiento en las calles de la capital de Nuevo León, ahora muy cerca del campus principal del Tec de Monterrey. En los bares cercanos los clientes se tiran al piso, los despachadores de los Oxxos a la redonda apagan las luces de las tiendas y en las vecinas instalaciones del canal 12 de la televisión local hay algunos trabajadores que entran en pánico con el ruido de guerra.

A la medianoche regresa el silencio, un silencio inquietante, de dudas, y se reporta que dos zetas cayeron durante una refriega con el Ejército. Para los medios de comunicación ya son tantos los muertos que no importa cómo se llaman ni de dónde eran los muertos de este suceso, lo que importa es que el concierto de las balas llegó ahora al corazón de uno de los principales sistemas educativos privados de América Latina. He ahí lo importante.

 

Pero al día siguiente se sabe que hay familiares de los supuestos zetas reclamando los cadáveres y diciendo que sus muertos no eran sicarios. Al contario, se trataba de alumnos de excelencia de la escuela donde ocurrió la balacera. Uno de los pocos casos conocidos de falsos zetas, de los tantos que es probable que hayan ocurrido en el país en estos cinco nebulosos años. El rector del Tec, Rafael Rangel Sostman, está en edad de retirarse pero tiene tanta energía que no lo hace. No lo reconoce en público, pero el impune asesinato de dos estudiantes por parte del Ejército en las instalaciones de la escuela lo convence de que es la hora.

 

Eso motiva al dueño de Cemex, Lorenzo Zambrano, uno de los principales propietarios de la institución privada, a buscar quién puede ser el sucesor de Rangel Sostman. Tiene una reunión con Josefina Vázquez Mota, coordinadora de los diputados del PAN. Gente cercana a ambos asegura que el empresario le explica que el PRI es el partido que tiene las mayores posibilidades de ganar la presidencia en el 2012 y que él, porque la aprecia y respeta, quiere que no entre a esa vorágine que serán los próximos comicios y que mejor sea la nueva rectora del sistema TEC. Josefina le agradece las dos cosas: el consejo y la oferta de empleo. En cuanto al consejo le dice que está decidida a buscar la candidatura (aunque para ese entonces aún no lo ha dado a conocer de manera formal) y que cree que el PRI es derrotable; en cuanto al ofrecimiento laboral, le dice que se siente emocionada, pero que prefiere buscar la presidencia.

 

Esta mujer escribió escribió Dios mío, hazme viuda por favor un libro de 128 páginas, dividido en 13 capítulos, en el que se trata de motivar la autoestima de las mujeres. “Es una invitación para que la mujer se atreva a ser viuda del miedo a elegir, del temor a desarrollar talentos y potencialidades, de asumir su libertad y responsabilidad”, indica la contraportada.

La autora del best seller que fue objeto de tantas burlas entre escritores e intelectuales, rechazó dirigir uno de los principales sistemas educativos privados del país porque va en busca de la candidatura panista a la presidencia. Y además lo hace con posibilidades.

En el libro Los Suspirantes (Planeta 2011), el periodista Guillermo Osorno, hace un estupendo perfil de Vázquez Mota en el que relata que el libro Dios mío, hazme viuda por favor nació luego de una serie de conferencias motivacionales que dio en los noventa por América Latina, en un periplo que terminó por darle bagaje político del cual carecía.

“Conoció Colombia a mediados de los noventas, durante los convulsos gobiernos de Ernesto Samper y Andrés Pastrana. “Fui a Cali cuando los hermanos Rodríguez Orihuela [Jefes del Cártel de Cali] estaban en su esplendor, y regresé a Cali cuando ellos ya no estaban. Vi como todo el sistema estaba infiltrado por el narcotráfico y fui testigo de cómo esas personas infiltradas eran matones baratos y cómo se apoderaba el desaliento en Colombia, particularmente durante la administración del presidente Pastrana y cómo Bogotá se volvió una ciudad oscura y gris y cómo los empresarios de Medellín cerraron filas… este sindicato antioqueño que es un ejemplo de unidad y protección entre los empresarios para salvarse a sí mismos”, dijo. Vázquez Mota también conoció el Perú dominado por Sendero Luminoso, y la Argentina en el ascenso del Carlos Saúl Menem. “Y eso me permitió darme cuenta que teníamos que tejer mucho más con América Latina, que teníamos que estar mucho más cerca de lo que estábamos y que teníamos sueños mucho más comunes de lo que reconocemos tener”.

Con la candidatura del PAN casi en la bolsa, Vázquez Mota dice que si gana continuará “la guerra” del presidente Felipe Calderón. Pero hace una distinción importante y muy reclamada al actual gobierno: “No basta con llevar a los capos de la droga ante la ley, hay que llevar a los políticos involucrados con la delincuencia; hay que llevar a los jueces, hay que llevar a los que están lavando el dinero en el sistema financiero”.

Sin embargo, así como el actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se desmarcó de la guerra de su antecesor y amigo, Álvaro Uribe, hay quienes creen que Josefina Vázquez Mota, en el remoto caso de que ganara en 2012, enviudaría de inmediato de la malograda guerra calderonista que ha llevado sus disparos incluso a la avenida Eugenio Garza Sada.

 

Columna Gente Así publicada en la revista Gente de la Actualidad

 

twitter.com/diegoeosorno

Información adicional

NUESTRA APARENTE RENDICION | 2010

Top Desktop version