Tú y yo coincidimos en la noche terrible

MAURICIO ESTRADA ZAMORA

Mauricio Estrada: permanente violación del derecho a la verdad

 

Mauricio Estrada Zamora fue reportero especializado en sucesos. Llevaba, hasta la fecha de su desaparición, cinco años colaborando en esta sección del diario La Opinión de Apatzingán.

Mauricio Estrada Zamora, de 38 años, dejó la redacción del periódico para ir a su casa el 12 de febrero de 2008, hacia las 11h de la noche. Aquella misma noche, la policía de Peña Colorada, en el vecino municipio de Buenavista, encontró su coche. De acuerdo con Reporteros Sin Fronteras [RSF], la redacción de La Opinión de Apatzingán dijo que el vehículo tenía las luces encendidas y las puertas abiertas. Tras la denuncia presentada por la familia del periodista ante las autoridades, y el anuncio de la desaparición en el diario, la Procuraduría del Estado envió a la zona un grupo especial antisecuestros de la policía y un helicóptero.

En su edición del 14 de febrero de 2008, la dirección de La Opinión de Apatzingán acusó a un agente de la Agencia Federal de Investigación, al que llaman el Diablo y de quien se desconoce su verdadero nombre, de tener algo que ver con el secuestro de Mauricio Estrada Zamora. Según el diario, tres semanas antes de su desaparición el periodista publicó una información relativa a ese policía y el artículo habría generado alguna discrepancia entre el funcionario y el periodista. La Procuraduría del Estado de Michoacán ha informado que, en este tiempo, el agente en cuestión ha sido trasladado a la capital federal. La redacción solicitó la intervención del Procurador General de la República.

En noviembre de 2009, Rosa Isela Caballero García y María Dolores Barajas, esposas de los periodistas desaparecidos Antonio García Apac y Mauricio Estrada Zamora, presentaron sendas denuncias en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en las que acusan a la Fiscalía Especial de Atención a Periodistas de no actuar para dar con el paradero de sus maridos. Las querellas fueron presentadas debido a la nulidad en las investigaciones y al poco respaldo de la Fiscalía Especial, de la Procuraduría General de la República y de la Procuraduría de Justicia de Michoacán.

En 2010, Balbina Flores, corresponsal de RSF, señaló que la Procuraduría General de la República y de la Procuraduría de Justicia de Michoacán “tienen extraviados los expedientes de García Apac y Mauricio Estrada. En varias ocasiones, los familiares los han solicitado, pero se los han negado”.

En entrevista reciente, Balbina Flores especificó que el expediente fue finalmente atraído por la PGR en diciembre de 2011, a petición de la familia y a partir de que la instancia que lo estaba llevando originalmente se declaró incompetente. En apariencia, ambos expedientes continúan abiertos en sendas instancias. A decir de Procuraduría de Michoacán, ellos continúan las averiguaciones en la Fiscalía de Extorsiones y Antisecuestros. Sin embargo, de acuerdo con María Dolores Barajas, esposa de Mauricio, no han recibido información sobre avances ni por parte de ninguna de las dependencias.

Para Balbina Flores, el daño psicosocial que sufren la esposa e hijos a partir de la desaparición de Mauricio Estrada Zamora es patente y similar al que viven el resto de los familiares de periodistas desaparecidos en México, quienes se enfrentan a una tortura cotidiana derivada de la incertidumbre de no saber lo sucedido con su familiar.

María Dolores Barajas estableció en entrevista telefónica: “No entiendo qué fue lo que pasó. Cómo es que no se ha encontrado evidencia. Tengo una vida llena de preguntas sin respuesta. Muchas veces me he preguntado qué pudo haber pasado. Y por qué nadie ha sabido nada. Personas que tuvieron en el poder, sin haber hecho nada… No vi que hicieran nada”. Dice

Para Balbina Flores, el tiempo que transcurre sin que haya avances en la investigación se equipara a una dilación injustificada y por tanto a una violación del derecho de acceso a la justicia para la familia, así como de su derecho a la verdad, a saber qué fue lo que pasó. 

 

Información adicional

  • Autor/a: Laura Salas
  • Bio autor/a: Relatora para la Libertad de Expresión - Comisión de Derechos Humanos del D.F.

© NUESTRA APARENTE RENDICIÓN 2013

TPL_GK_LANG_MOBILE_TOP TPL_GK_LANG_MOBILE_SWITCH_DESKTOP