Tú y yo coincidimos en la noche terrible

JOSÉ LUIS CERDA MELÉNDEZ

El hombre que resucitó para morir

 

- Ahora sé que sirvo pa’ algo.

José Luis Cerda Meléndez, la Gata, le cuenta a una periodista que a los 10 años se empezó a drogar. De fondo, una de las colonias bravas de Monterrey: por ahí vagabundeaba, solo, malquerido. Con los niños del catecismo probó el primer cigarrillo de marihuana y tras él diecinueve años de meterse de todo. Robaba comida para los hermanos y dinero para el chute.

- Yo no imaginé nunca que iba a vivir todo lo que estoy viviendo.

Después de haber pasado un mes hospitalizado, recibió el llamado: Dios le pedía que dejara las drogas y le daba una fuerza de adentro para soportar tres meses de desintoxicación sin medicamentos. Mordiendo la almohada hasta hacerla añicos, dejó de drogarse. Tenía 30 años y no sabía que su vida estaba a punto de convertirse en una película.

Óscar Burgos, un conocido comediante de Televisa Monterrey, lidiando con su propia bestia formato litro, se purga en el mismo centro de rehabilitación con ese chavo entusiasta al que llaman la Gata.

- Yo era un amigo del diablo, pero desde hoy soy un soldado de dios -resumió Burgos su desintoxicación.

Al soldado de Dios, disfrazado del perro Guarumo, se le ocurre ayudarlo y ofrece al recién renacido un trabajo en televisión. La pareja Guarumo-Gata gusta al público y el muchacho de barrio se convierte en estrella. Su ascenso es incandescente: forma parte del equipo del Club, de Ensalada de Chistes y también de Va por ti en la radio. La gente, por la calle, le pide autógrafos.

Quién lo iba a decir.

En México, a secuestrar le llaman levantar.

La noche del 25 de marzo de 2011, Cerda salía de la televisora con su primo, Juan Gómez Meléndez y con un joven estudiante de periodismo, Luis Ruiz, que había ido a Monterrey para entrevistar a la Gata y a Óscar Burgos sobre sus adicciones a las drogas y el alcohol.

A las 20:30h una camioneta interceptó el carro: los levantaron. Al día siguiente, a las 7h de la mañana, la policía encontró al presentador y, a varios kilómetros de distancia, al primo y al periodista. Los tres, las manos envueltas en cinta adhesiva, tenían la cabeza perforada por una bala.

Cerda estaba bocabajo, de negro entero, como si se hubiera vestido para su funeral. En lugar de epitafio, un narcomensaje de parte del Cártel del Golfo supuestamente dirigido a los medios de comunicación: “Ya no sigan cooperando con los zetas atte cdg saludos arquitecto el número uno (sic)”.

Televisa transmitió la noticia, está en youtube: en el terreno baldío donde yace la Gata hay catorce de policías y también hay un periodista. De pronto la voz le tiembla.

- Nos están pidiendo que nos retiremos porque existe riesgo de que regrese algún comando y abra fuego.

Fuera de cámaras, cuentan los testigos, lo que ocurre es esto:

Los policías, nerviosos tras hablar por celular, ordenan a los periodistas que se vayan. Agentes retiran las cintas amarillas y se hacen a un lado. Tres delincuentes llegan al lugar en un Mercedes plata y levantan el cadáver de la Gata. Varios elementos de la Policía Federal y Municipal, según fuentes oficiales, fueron detenidos y suspendidos por no actuar cuando los delincuentes se llevaban al presentador asesinado.

El mismo día reaparece el cuerpo, esta vez en el asiento trasero del Mercedes plata. Los bolsillos de su pantalón están por fuera como si hubieran buscado algo y en lugar de los zapatos le han tirado encima unas botas de cowboy muy usadas.

El pasado 23 de mayo de 2012, poco más de un año desde el crimen, el periódico El Norte abría la sección Seguridad con la noticia: ‘Cae banda por crimen de La Gata’. Los detenidos, cuatro hombres y una mujer, declararon ante el Procurador Adrián de la Garza que “lo ejecutaron porque trabajaba para un grupo contrario al de ellos”.

Según El Norte, el Procurador precisó que por las confesiones de los detenidos la Gata estaba “implicado en la venta de droga”.

Óscar Burgos, el benefactor, dijo al saberlo:

- A la Gata lo alcanzó su pasado. 

 

Información adicional

  • Autor/a: Fernanda Ampuero
  • Bio autor/a: Escritora y periodista. Colabora con medios de España y Latinoamérica.

© NUESTRA APARENTE RENDICIÓN 2013

TPL_GK_LANG_MOBILE_TOP TPL_GK_LANG_MOBILE_SWITCH_DESKTOP